Mi último día parte I: Óscar Pérez

Ante los sucesos ocurridos el día 15 de Enero del 2018, he decido hacer un homenaje que consiste en la última página del diario de quienes les fue arrebatada la vida mientras luchaban por una nación libre y justa. Por haber sido el protagonista de los sucesos que inspiraron este homenaje, Óscar Pérez será el primero.

Paz a sus restos y fuerza a sus familiares y amigos.

15/01/2018

400 horas.

Han pasado ya 15 días desde que terminaron las fiestas decembrinas. Para mi parece que hubiese sido ayer. El dolor inmenso que se esparce en mi corazón por no haber podido compartir con Danahis y los niños me arruga el alma. La clandestinidad es dura, pero el llamado de Dios a ser su espada para acabar con este régimen es lo que me mantiene a mí y a mis compañeros fuertes de cuerpo y mente. Como quisiera darte un beso Danahis, como quisiera abrazar a los niños, y poder explicarles lo que hace papi.

A veces me cuestiono todo esto, a veces dudo si vale la pena, luego recuerdo todo lo que hemos pasado, y sé que es lo correcto. Hoy es un día más en la clandestinidad. El plan es movernos de locación. La operación que estamos preparando podría ser determinante para el futuro de la nación.

430 horas.

Llegamos a la nueva locación. El frío de la montaña me gusta, es un clima que no se encuentra normalmente en Caracas, y menos en las comisarías. Ya hemos terminado de descargar las armas de la República que logramos rescatar hace varios días. Recuerdo que los muchachos que fueron abordados no ofrecieron resistencia, sabían que nosotros teníamos una causa justa, y ellos de alguna u otra forma, por sus miradas, sabían que lo mejor era rendirse. Nosotros jamás hemos querido derramar sangre y nuestro mayor logro sería terminar todas nuestras operaciones de forma limpia. Llevamos dos, vamos bien.

507 horas.

Hace unos minutos, funcionarios de las fuerzas especiales del Estado nos han localizado y sitiado. Somos ampliamente superados en número, hemos evaluado nuestras posibilidades. Nos rendiremos. El despliegue militar es demasiado grande para escapar, y no queremos derramar la sangre de excompañeros. Nosotros no nos revelamos contra ellos, sino contra el opresor. Confío plenamente en la profesionalidad de las fuerzas especiales, después de todo, conozco a varios de ellos desde que estábamos en la academia.

600 horas.

Veo desde lejos a González y a García. Ambos estaban en el bautizo de mi hijo, eso me dio un tanto de tranquilidad. Recuerdo cuando piloteábamos juntos en la Brigada de Acciones Especiales y cuando me ayudaron con el proyecto de la película. Va saliendo el sol, José me dice que supuestamente el dictador dio la orden de que se resguarden nuestras vidas.

730 horas.

¡Abrieron fuego, abrieron fuego! Los desgraciados nos llegaron a traición por detrás en plena conversación para hacer el intercambio. Hay mujeres y niños aquí. Nos disparan a mansalva, con armamento de alto calibre. ¡Hasta un .40 coño!

800 horas.

Decidimos resistir al ataque, la orden es asesinarnos y no vamos a dejar que lo hagan. Lanzagranadas, RPG-7 y hasta un tanque usan contra nosotros, pero Dios es nuestro escudo, y nosotros su espada. Vamos a dejarle claro al pueblo de Venezuela que esto nunca fue un teatro.

930 horas.

Han caído varios de mis compañeros, pedimos ayuda a todo el pueblo de Venezuela. No nos dejen solos, esto es por ustedes. Danahis, te amo, esto es por ti y los niños.

1000 horas.

Solo quedamos 3, seguimos intentando rendirnos, pero nos están

Sobre Alejandro Conejero 47 Artículos
Político | Estudiante de Urbanismo en la Universidad Simón Bolívar | Diploma en Historia Política Contemporánea de Venezuela por la Universidad Simón Bolívar | Diploma en Desarrollo Urbano y Vivienda por el BID | Militante del Movimiento Demos