Estudiantes de la UPEL secuestrados en los calabozos a pesar de tener orden de liberación

Recluidos por participar en las protestas contra el Gobierno nacional. Desde el 4 de julio 27 estudiantes de la UPEL han vivido un mar de amenazas y hostigamientos por parte de los órganos de seguridad del Estado, cuando fueron apresados por manifestar su voluntad de un cambio democrático en Venezuela.

Después de tres meses, en la tarde del 27 de septiembre el juez militar decidió declinar la causa de los jóvenes a tribunales ordinarios y les otorgó una libertad condicional con un régimen de presentación de 30 días sin poder salir del estado Aragua, ni participar en marchas ni actos políticos.

Sin embargo, el secretario de prevención y seguridad ciudadana Juan Sulbarán y el comandante de la Policía de Aragua, Eulises Farías, no soltaron ni quieren soltar a los muchachos y los trasladaron a las comisarías de Las Acacias y de Turmero.

No es la primera vez que ocurren desacatos de los órganos de seguridad a sentencias de tribunales. En El Helicoide hay 19 presos políticos con boletas de excarcelación, pero los funcionarios del Sebin (subordinados a la Vicepresidencia de la República) no los liberan.

Según Foro Penal, ellos son: los 14 funcionarios de PoliChacao, quienes cuentan una boleta de excarcelación en agosto de 2016; Javier Elías Briceño, que cuenta con orden de liberación desde el 3 de febrero de 2016; Víctor Hugas, quien recibió el beneficio judicial en abril de este año; Rafael Liendo, en febrero de 2017; José Vicente García y Yon Goicoechea, que cuentan con excarcelación desde diciembre de 2016, son los 19 venezolanos que aún siguen presos en la sede del servicio de inteligencia del Estado pese a las sentencias de libertad.

Pero ahora ni las policías regionales acatan a los tribunales cuando hay una sentencia que no les conviene. Todos nos convertimos en presas de la carencia de un Estado de Derecho.