“El Expediente V” por Jimeno Hernández.

Una carta con fecha 1 de agosto de 1810, marcada con el número 175, del ministro de S.M en Londres, Juan Ruiz de Apodaca, a Eusebio de Bardaxí y Azara en Cádiz. En esta avisa haber recibido, con los pliegos del Ministro de S.M. en los Estados Unidos de América, un oficio del Capitán General de Caracas, Don Juan Vicente Emparan, del cual remite una copia.

Una minuta de Oficio Real escrita en Cádiz el 30 de julio de 1810, a Juan Ruiz de Apodaca en Londres. En esta se comunican las resoluciones tomadas por la Regencia para someter la insurrección de Caracas. Se enviarán una corbeta y un bergantín para cruzar aquellas costas; se nombra comisario regio a Don Antonio de Cortabarría con plenas facultades; y se da la orden al Gobernador de Maracaibo, Antonio Mijares, que se traslade a Puerto Rico con fuerzas. Unido al Capitán General de aquella isla, Salvador Meléndez, concentrarían fuerzas para reprimir a los caraqueños.

Un oficio de fecha 3 de agosto de 1810 de Nicolás María de la Sierra en Cádiz al Secretario de Estado. Acusa recibo del Oficio Real y expresa quedar enterado de las medidas que S.M. ha adoptado para el restablecimiento del orden Caracas y demás provincias que han seguido su ejemplo. También solicita se pasen oficios pertinentes al embajador ingles para que proporcione recomendaciones al comisionado general para los gobernadores de las islas de Curazao, Trinidad, Barbados, Jamaica y cualquier otra posesión inglesa inmediata.

Carta con fecha 10 de agosto de 1810, marcada con el número 181, del Ministro de S.M en Londres, Juan Ruiz de Apodaca, a Eusebio de Bardaxí y Azara en Cádiz. En esta dice quedar enterado de las providencias tomadas para “cortar de raíz” las consecuencias de aquel movimiento de sedición e informar que se ha reunido con el Marqués de Wellesley para avisar a la corona británica sobre tales medidas. S.M., el Rey Jorge III, no cree conveniente que se envíe una escuadra para bloquear las costas de Venezuela. Se debe evitar por todos los medios posibles la guerra civil y el embarazo de hallarse los buques españoles bloqueando aquellos puertos. Eso entorpecería el comercio de Inglaterra con Venezuela.

Carta escrita el 29 de agosto de 1810, del Ministro de S.M. en Londres, Juan Ruiz de Apodaca, a Eusebio de Bardaxí y Azara en Cádiz. En esta comunica que ha llegado un buque procedente de La Guaira y se le ha informado que en Caracas han habido sangrientos disturbios, en que los blancos han sido victimas de la ferocidad de la gente de color, empezando así a recoger el fruto de las providencias tomadas por los revolucionarios a favor de “las castas inferiores”. Informa que hace ya muchos días que los papeles públicos de Inglaterra hablan poco o nada de los asuntos relativos a Caracas. También dice que el comercio Ingles, persuadido del desorden y la falta de seguridad que debe haber en unos países revolucionarios y habitados por gentes de varias castas y colores, cuyos intereses y pasiones se chocan mutuamente, no está dispuesto a entregarse al tráfico con ellos con la extensión a que le convidan las autoridades revolucionarias.

Una minuta de Oficio Real escrita en Cádiz el 7 de septiembre de 1810, a Juan Ruiz de Apodaca en Londres. En esta se le comunica que no debe darse a entender en Inglaterra que la expedición destinada a bloquear los puertos venezolanos ni las medidas que se han tomado para someter a los rebeldes de Caracas y las otras Provincias que han seguido su ejemplo independentista serán de inmediato cumplimiento.

Carta con fecha 13 de agosto de 1810, marcada con el número 11, del Duque de Alburquerque en Londres, a Eusebio de Bardaxí y Azara en Cádiz. En esta comunica sobre distintas conferencias sostenidas con el Marqués de Wellesley para conversar sobre las manifestaciones del Gobierno de Inglaterra contra el envío de la pequeña escuadra para contener lo ocurrido en Caracas.

Carta con fecha 16 de agosto de 1810, de Sir Henry Wellesley en Londres a Eusebio de Bardaxí y Azara en Cádiz. En esta se queja el Marqués que el Gobierno Español ha publicado, en La Gaceta, uno de los papeles relativos al ramo de la policía de S.M. Británica con respecto a los últimos acontecimientos de Caracas. Esos documentos debían destinarse únicamente para noticas del Consejo de la Regencia y al publicarlos se han desviado de las reglas de las comunicaciones diplomáticas, además de suponer una desconfianza.

Minuta de Oficio Real escrita en Cádiz el 7 de septiembre de 1810, al Duque de Alburquerque en Londres. En esta S.M. explica que ve con disgusto el resultado de este asunto desagradable con Inglaterra, pero que ha quedado satisfecho con el celo y diligencia con los que el Duque ha mostrado en el asunto de Caracas.

Minuta de Oficio Real escrita en Cádiz el 7 de septiembre de 1810, al ministro de S.M. en Londres Juan Ruiz de Apodaca. En esta expresa que ha quedado el Consejo de Regencia muy satisfecho del modo con que se ha conducido en las conferencias sostenidas con el Marqués de Wellesley sobre los asuntos de Caracas. Que S.M. ve con pena las ideas que manifiesta este Ministro en sus explicaciones, las cuales no se conforman con las declaraciones anteriormente hechas por la Gran Bretaña respecto a la independencia e integridad de la monarquía española, porque de haberlas tenido presente no se hubiera admitido en Londres a los Diputados de Caracas. Solicita que se le haga presente al Marqués de Wellesley la irregularidad en este procedimiento y espera que el Consejo de S.M., el Rey Jorge III, escuche sus justas reclamaciones y colabore con el Gobierno español en restablecer aquellas provincias al antiguo orden, en vez de dar oído a los revoltosos.

Carta con fecha 10 de septiembre de 1810, marcada con el número 225, del Ministro de S.M. en Londres, Juan Ruiz de Apodaca, a Eusebio de Bardaxí y Azara en Cádiz. En esta comunica haberse enterado que los Diputados de Caracas, Simón Bolívar y Luis López Méndez, pronto saldrán de Inglaterra con el objetivo de regresar a su país.

Finalizada la misión diplomática, Bolívar y López Méndez zarpan en la fragata “Sapphire” rumbo a Venezuela el 29 de septiembre. Llevan consigo 62 volúmenes del archivo personal de Francisco de Miranda y la promesa de abogar por él ante la Junta de Caracas para que se le permita el regreso a su tierra natal.

El 8 de octubre de 1810 se embarca el General Francisco de Miranda en el puerto de Londres  con el objetivo de navegar en dirección a Venezuela junto a su secretario Tomás Molini. Así comienza este célebre personaje a escribir lo que sería el último capitulo de su vida.

FIN.