Gabriel Valdez: No se puede ser uesebista a la fuerza

Dice un refrán popular que “el pasajero se conoce por su maleta”. Y lo que trae Luis Holder en su equipaje no pinta nada bien. Y es que tanto él como nosotros, sabemos que detrás de su designación no hay ni legalidad ni legitimidad, mucho menos valores universitarios.

Esto se remonta a tremenda trampa cocinada desde hace cuatro años, cuando una sentencia del TSJ decidió suspender todos los procesos de elecciones rectorales a nivel nacional, y que hoy el gobierno está intentando materializar en forma de intervención a través de Holder.

Este profesor debería sincerarse: no le ha entregado su vida a la Academia ni a la Universidad Venezolana, no nació de él la idea o el interés de ser Vicerrector Académico de nuestra USB. 

A pesar de las dificultades que hemos padecido por la crisis universitaria generada por el régimen de Chávez y de Maduro, nuestra universidad sigue brillando con luz propia y nuestros profesores tienen el nivel académico y humano requerido para llevar las riendas de una de las mejores universidades de América Latina.

Forman parte de valores que defendemos: la autonomía para darnos nuestro propio gobierno, como lo ha hecho la USB desde su fundación. 

También imagino que Holder no está  en una situación sencilla. Me atrevo a sacar algunas conclusiones: esta debe ser alguna “prueba de lealtad” que le está poniendo su partido y que está fuertemente interesado en superar. Porque si no es eso, entonces debería ir a terapia: no es normal ni emocionalmente sano estar en un sitio donde no se es bienvenido. No hay que empeñarse cuando le dicen “NO”.

En la Universidad, es esencial tener diferencias, pero creo que hay algo en lo que nuestra comunidad está toda de acuerdo: no se puede ser uesebista a la fuerza. Estudiar, trabajar, dar clases o egresar de la Simón es una forma de vida.

No importa cuántas veces logre entrar al despacho del Vicerrectorado Académico, ser uesebista requiere de mucho más que un guiso cocinado en la olla del CNU.

Nuestra comunidad en pleno lo rechaza y aún así él ha insistido en tomar por la fuerza el cargo porque el ministro, el mismo que a través de su política de Estado ha golpeado el presupuesto y la autonomía universitaria, se lo impuso. Para nosotros es intolerable que pretenda ser autoridad rectoral defendiendo los intereses de quien nos hace daño y no los nuestros.

Luis Holder tiene la oportunidad de ahorrarnos a todos (incluyéndolo) momentos de tensión, drama y hasta traumáticos. Sé que si desiste probablemente tenga problemas con el ministro Roa, pero si no lo hace, los tendrá con los estudiantes y el resto de la comunidad uesebista que ya decidió ser autónoma y ser libre.

Hemos demostrado que sabemos cómo defender lo nuestro. Espero que tome ahora, mientras esté en sus manos, la mejor decisión, sino, los estudiantes de la USB le haremos salir con el rabo entre las patas hasta la oficina del ministro.

Gabriel Valdez

@GValdezG