Carta abierta al liderazgo de la oposición

Hoy, 23 de Enero, en la mañana, me encontraba sumamente irritado con el liderazgo de la Mesa de la Unidad Democrática. El planteamiento, en un día tan solemne como este, me dejaba mucho que desear, y solo me permitía intuir que no hay un sentido estratégico en la toma de decisiones.

Pero, a las 8:00am aproximadamente, me encontré a un conocido de la Universidad. Alguien a quien respeto y admiro mucho por su brillante inteligencia, a pesar de que no comparto la mayoría de sus dogmas (es casi nihilista).

Al conversar con él, solo esperaba otra conversación en la que me dijese que evidentemente no iba a pasar nada y que dejase de soñar. Para mi sorpresa, este conocido me hizo recordar el valor que tiene cada una de las personas que están en la primera plana de la MUD, aunque creamos que se equivocan.

Quiero aprovechar para agradecerle a todos esos amigos míos que están en la contienda, que siguen peleando en la 1era división.

Gracias Juan Andrés, por volver a Venezuela, en un momento tan difícil y poner tu futuro casi asegurado en riesgo. Gracias por tu solidaridad.

Gracias Juan Miguel, por darme luces a mi y a toda la juventud política, gracias por compartir tu sabiduría. Gracias por enseñarnos.

Gracias Freddy, por asumir una responsabilidad tan grande a tan corta edad, gracias por ofrecer tu juventud a cambio de un mejor país. Gracias por tu alegría.

Gracias Marco, por poner a nuestra tierra a valer, por ayudar a los carabobenos aún pudiendo tú quedarte tranquilo, gracias por tu cabeza dura, que aguanta microfonazos. Gracias por tu fortaleza.

Gracias Mari e Ibe, por enseñarme el valor de la palabra escrita. Gracias por ponerle tanto amor a este país.

Gracias papá, por enseñarme que nunca es tarde y que lo más importante es ayudar al prójimo, no importa como. Gracias por tu entrega y por tu bonda, gracias por ser a quien más admiro.

Gracias a cada una de las personas que han sacrificado su comodidad por la de los venezolanos. Gracias por su vocación y su enorme corazón. Espero seguir su ejemplo.

Alejandro Conejero

@ConejeroC