Tareck El Aissami y la Inmunidad Parlamentaria. Por: Victor Mata Sampaolo

El pueblo Venezolano se expresó contundentemente el 6 de diciembre del año 2015 al elegir a 112 diputados postulados por la Mesa de la Unidad Democrática para el periodo 2016-2020.

La Constitución de la República establece claramente en su artículo 200 que todos los diputados gozan de Inmunidad Parlamentaria en el ejercicio de sus funciones, desde su proclamación y hasta la conclusión de su mandato o la renuncia del mismo.

El también conocido fuero constitucional es un mandato de no hacer, digamos que se refiere a la imposibilidad de la autoridad competente para detener, apresar o someter a un diputado a un proceso penal por un posible delito cometido.

Para que un diputado sea juzgado por algún delito debe ser sometido primeramente al levantamiento de su inmunidad o velo parlamentario; este debe ser realizado en la Asamblea Nacional y contar con la aprobación de la mayoría de los parlamentarios.La gran mayoría de los venezolanos.

Nos despertamos el día de hoy con una trágica noticia, El Vice-presidente Tareck El Aissami cumpliendo con el mandato de Nicolás Maduro de perseguir, torturar y violentar los derechos fundamentales a los políticos de la oposición venezolana a través del SEBIN (Servicio Bolivariano de inteligencia Nacional) secuestró, maltrató y sembró al Diputado Gilbert Caro de Voluntad Popular.

Esta es una de las tantas violaciones constitucionales cometidas por el gobierno nacional. Al poder ejecutivo nada le importa la constitucionalidad venezolana, por eso han decidido violentar la inmunidad parlamentaria de Gilbert Caro y someterlo tal como lo hacía Pedro Estrada a través de la seguridad Nacional en el gobierno de Marcos Pérez Jiménez.

Nuestra Carta Magna es muy clara sobra le importancia de la separación de los poderes. La figura de la Inmunidad Parlamentaria es uno de los mecanismos para cuidar dicha separación, pues impide que el poder ejecutivo o judicial vaya contra un diputado de manera arbitraria. Para Nicolás Maduro y Tareck El Aissami no hay principio constitucional o democrático que valga con tal de mantenerse en el poder.

El engaño y el miedo son los mecanismos a través de los cuales se mantienen en el poder y ambos vicios están presentes en el secuestro del Diputado Gilbert Caro. El Gobierno Nacional no respeta la dignidad ni el oficio del político de la oposición Venezolana y tampoco respeta la voluntad del pueblo venezolano que habló con fuerza el 6 de diciembre del 2015.

Victor Mata
@victormsampaolo