Daniel Antequera: País Exportador

En la historia de Venezuela  desde la colonia vemos con gran interés como cada una de las  épocas siempre han ido de la mano con un elemento exportador, siendo ello un factor de tanta importancia que le imprime cierta particularidad y diferencia entre ellas a cada uno de estos tiempos históricos.

Muy común fue en tiempos de la colonia, ver el cacao o café como emblemas de lo que hacemos en nuestras tierras, fue ello quien nos puso en la palestra mundial como un país exportador y que nos empezó a mostrar como un país con potencialidades con respecto a otros de la misma región.

Empezando el siglo XX broto de la tierra un material que ha permitido basar la economía de Venezuela y el mundo en función de él y es el petróleo,  siendo este el principal producto de exportación actualmente.

No digo que es el único producto porque existe otro producto de exportación y que lamentablemente hoy por hoy a nivel mundial nos coloca nuevamente en la palestra internacional  pero esta vez de manera negativa para el país y es la cantidad de venezolanos que a diario exportamos a todo el mundo, una triste realidad que sentimos todos y que quienes  tienen la tarea de gobernarnos  no lo ven como un problema que hay que buscar urgentemente resolverlo.

Para otros países esto es una condición favorable porque con ello estaríamos resolviendo algunos problemas sociales que afectan su nación y este es el caso de países desarrollados como Canadá y Australia  que tienen problemas importantes debido a que sus países poco a poco cuentan con menos fuerza laboral para el desarrollo de sus sistemas económico.

No quiero pensar que posiblemente el gobierno nacional vea esto como un desahogo de opositores para que no vivan aquí, pero francamente es un problema importante y mucho más complejo que un tema electoral, que no hay que perder tiempo en buscar que esto mejore porque estamos poniendo mano de obra e intelecto de primera en muchos países de todo el mundo y que realmente hacen falta para el desarrollo de este país que hoy ofrece muy poco en comparación a lo que debería ofrecer.

Por último creo que el que lleve en su corazón la bandera de Venezuela siempre va a tener en su mente el querer vivir en ella y estoy seguro que más temprano que tarde los aeropuertos estarán abarrotados de gente con las maletas llenas de deseos de vivir y morir en su país.

@danielantequera